14 de noviembre de 2013

Cabecera de cama con espejos de Ikea

En época de crisis . . . soluciones creativas.

Detalle del perfil interior del espejo, con la tira de plomo autoadhesivo.


Después de mucho buscar cabeceras para la cama de nuestra habitación y ver los precios que piden las empresas de muebles por una "madera", decidimos agudizar nuestro ingenio y buscar alternativas diferentes y originales.

En la red encontramos mil ideas: con palets, con telas, con pinturas, con libros, con luces; algunos realmente elaborados como los tapizados, en fin, ya sabemos que en internet se encuentran mil ideas, pero en nuestro caso ninguna nos acababa de convencer.

Y de repente, un día en Ikea me vino la inspiración: ¿por qué no hacerlo con los espejos MALMA? Esos cuadraditos con un marco de madera mayor que el propio espejo. Aquí os dejo el link a la versión en blanco para que veáis de que espejo se trata MALMA Espejo - blanco - IKEA

Como solo valen 2€ (no llega) compré 12 directamente para hacer un planteamiento en casa y ver como quedaba. Y la cosa no pintaba mal. Así que empecé a darle forma.

Compré servilletas de papel para forrar los espejos y tras las pruebas el resultado fue este:





Espero que os guste.

Hasta pronto.

4 comentarios:

  1. Me encanta!!! Yo tengo ya los espejos en casa... a ver cuando me decido!!

    ResponderEliminar
  2. Hola Gloria. Anímate que es muy fácil! Un beso. Me alegro que te guste.

    ResponderEliminar
  3. Respuestas
    1. sí, servilletas de papel, pegadas con cola blanca.

      Eliminar

Blogging tips